102: Inicios

Toda historia debe relatarse desde el inicio de los acontecimientos y si es de manera detallada, mejor. En el máster de psicología deportiva que estoy estudiando he descubierto algunos elementos curiosos y desconocidos sobre la evolución de la psicología del deporte. En esta entrada voy a compartir algunos de esos datos, mañana es día de carrera y quería dejarla finiquitada antes.

Al parecer, a principios del siglo XX en Estados Unidos se empezó a indagar en el ámbito de la psicología aplicada al deporte, pero por lo visto no tuvo mucha repercusión. Se hicieron simplemente algunos trabajos experimentales y se quiso estudiar los beneficios que aportaba al deporte, nada más. A mí esto me ha sorprendido porque creía que su ‘uso’ o la investigación de la misma era más reciente, algo relativamente ‘moderno’. En el período de tiempo que va desde 1920 hasta 1945, tres pensadores o expertos empiezan a realizar ciertas pruebas: Alexander Puni analizó las características del deporte aplicadas a la personalidad del atleta, Meter Rudix hizo experimentos basados en el tiempo de reacción entre actividad física y cerebro y Coleman Griffth creó el primer laboratorio del Deporte en USA. En el caso de Europa, una vez terminada la Primera Guerra Mundial, algunos institutos de Educación Física empezaron a introducir la psicología como materia necesaria. La URSS, por su parte, en los años 30 se dedicó a investigar sobre la motivación de los atletas, la tenacidad, la disciplina, el valor y la tensión del deportista antes de la competición. Y volviendo a Estados Unidos, a partir de los años 60 hubo dos americanos (el máster no cita el nombre de dichos americanos) que hicieron varios tests y análisis de los rasgos de los deportistas de élite.

Diseño de SofaPaddock

De todo lo anterior, yo no tenía ni idea. Y de lo que viene a continuación, tampoco: en 1965 se creó en roma el Primer Congreso Mundial de la Psicología del Deporte. De ahí hasta 1970 hubo algo así como un ‘vacío’ en el que los estudios que se llevaban a cabo por el mundo se basaban sobre todo en experimentos de laboratorio del aparato motor y ciertas evaluaciones de la personalidad de los deportistas. En el caso de España, en 1968 se creó la licenciatura de Ciencias del Deporte (muy por detrás del resto de Europa): se creó INEF en Madrid, de la mano de J.M. Cagigal y Roig Ibáñez creó el primer laboratorio de psicología deportiva en Barcelona (en el CAR, Centro de Alto Rendimiento). En este último se dedicaron a estudiar la aptitud deportiva, el tiempo de reacción, la percepción y la concentración. Estas serían algunas de las pinceladas relacionadas con los inicios de la psicología deportiva.

Más tarde, a partir de los 80, al fin, empiezan a tomar forma las distintas definiciones de la Psicología del Deporte. De todas las definiciones que surgieron, me quedo con la siguiente, de Millman: “Hay algo fuera de los elementos anatómico-fisiológicos que define e informa la actitud del atleta, el tipo de deporte al que se dedica, el impulso y su variación. Es necesario evaluar y conocer todos los elementos psicológicos, ya sean del individuo o del grupo, para juzgar el rendimiento”. ¡Cuánta verdad en esta definición! Por lo que yo he vivido y vivo a diario entre boxes y carreras, es súper necesario saber qué les ronda por la mente a los pilotos y poder entender si eso afecta a su rendimiento día a día. Esto es algo así como las cuatro ruedas: factor técnico, factor físico, factor táctico y factor psicológico. No podría coincidir más con este aspecto puesto que es primordial: si un deportista no consigue tener la mente en su sitio, el resultado final seguramente se vea perjudicado, le faltará ‘una de esas ruedas’.

Me quedo en 1980 y en la próxima entrada nos trasladaremos al panorama actual de la psicología deportiva. Y es que antes de terminar, si me baso en el título de esta entrada, no puedo evitar acordarme de mis inicios: hace 9 años empecé mi primera aventura con el Mundial. Tenía 19 años, vendía merchandising de MotoGP y tenía muchos sueños por cumplir. Creo que esta historia ya la sabéis la mayoría. Mañana es domingo de carreras y con él, empieza más que nunca mi NOVENA temporada en el Mundial.

Buenas noches desde Qatar, desde la habitación con terraza emparedada. Preveo el inicio de un mundial más atípico si cabe, pero no dejo de lado ni un segundo las ganas, la ilusión y y la pasión. Porque en esta vida yo no sé hacer absolutamente nada sin estas tres cosas!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s