2019 fue el año de mi revolución. El año de las primeras veces. De viajar, de recorrer países y circuitos, de conocer y descubrir, de los momentos trepidantes, de nuevas culturas, de conocer el amor verdadero, de cumplir sueños, de traducir a Will Smith, de mucha moto y muchas satisfacciones. El año en el que pensaba “todo esto va más rápido que yo”.

No recuerdo si fue en Sepang o en Valencia, pero hablando con Ernest Riveras, me dijo “Irene, tú eres una tía que se cansa rápido y siempre necesita hacer algo nuevo”. Pues bien, no me he cansado de mi vida actual (la adoro) pero sí que tengo ganas de hacer cosas nuevas. Aún no sé qué, ni cómo, ni cuándo, pero me gustaría dedicar el tiempo del que dispongo cuando mi trabajo me lo permite en escribir más, en mantenerme igual de activa en mi día a día como hasta ahora, en ser fiel a la verdad como siempre (en lo bueno y en lo malo) y en darle un giro un poco a todo.

Se me hizo raro ver el 27 en el pastel el mes pasado. Me suena a ‘serio’ ese número y la verdad es que no va acorde con lo que siento por dentro. Que sí, que soy muy joven, que ya lo sé. Pero tengo la sensación de que lo vivido de los 21 hasta ahora ha sido algo así como un sueño, algo muy breve de lo que me despierto ahora de golpe. Al blog le quiero dar una vuelta: me apetece escribir más sobre historias que vaya observando durante mis viajes con el Mundial, dejando a un lado lo deportivo. Si algo he descubierto a lo largo de 2019 es que aunque el mundo entero se abrigue bajo el mismo cielo, los contrastes son inmensos, no sabéis la de veces que he llegado a pensar “qué suerte nacer en un sitio determinado del planeta, esto es una auténtica lotería”. Y de ahí, se desprende lo demás: cultura, comida, comportamientos, tradiciones, roles de la mujer, roles del hombre, educación, costumbres.

Pues que eso, a ver lo que me duran las ideas y la motivación. De momento, el 11 de febrero daré una charla en la Universidad Pompeu Fabra para los alumnos del Máster de Periodismo Deportivo. Otra cosa que tacharé de la lista.

Me encantaría saber cuáles son vuestros retos o vuestras cosas pendientes este 2020.