86: Pasión

Noviembre. La temporada acaba en unos días y recuerdo el primer día que pisé Qatar como si hubiera sido hace un par de meses. Qué de emociones, qué de momentos, qué de regalos me ha dado la vida durante este año. Mucho más de lo que hubiera podido imaginar. Me encanta echar la vista atrás y ver no solo que hay expectativas que se han superado con creces, sino que también me han ocurrido cosas que no entraban en mis planes ni por asomo.

Después de la vorágine del triplete, de ver el esfuerzo de todo un equipo desde dentro, de la cantidad de horas de avión, de las temperaturas de un país y del otro, de los km andados en cada circuito, de observar las distintas culturas y la diversidad del mundo, de analizar todo lo que mi retina ha absorbido, y sobre todo, tras haber experimentado la emoción de ganar un título mundial con Dalla Porta (¡y en mi primer año como press officer!), si hay algo que saco de todo este viaje es que la pasión es el mayor de los ingredientes de la vida. O al menos eso creemos mi naturaleza guerrera y yo.

Pasión es creer en una misma. Es levantarse todas las mañanas sacando lo positivo de cada momento y dejando atrás y en el instante, todo lo negativo. Es no rendirse jamás, es seguir hacia adelante a pesar de los baches y las dificultades. Pasión es seguir tus principios, es hacerte fuerte cuando los demás quieren hacerte dudar de ti. La pasión te anima, te obliga a vivirlo todo con más intensidad, con más ganas y con menos titubeos. Pasión es perseguir tus sueños, tus objetivos, y levantarte todas las veces que te caes en el intento de ir a por ellos. Pasión es ir en contra de las normas (para algunos) porque sabes que estás siguiendo tu instinto, tu corazón. Pasión es luchar por ser uno mismo, y nadie más. Pasión es agotar todas las opciones, intentarlo absolutamente todo con la mayor fuerza del mundo, incluso cuando crees que no puedes más.

Pasión también es llorar de felicidad tras oír algo que te llega al alma. Es sentir que se te eriza la piel cuando quien te provoca ese efecto se acerca a ti. Pasión se esconde detrás de muchas miradas cómplices. Las sonrisas sinceras, la alegría de volver a verse. Pasión es la gratitud recorriendo tu cuerpo cuando la vida te regala lo que llevabas años buscando. Pasión es sinceridad, transparencia y bondad. Qué bonita la pasión cuando sobran las palabras.

Nada, que soy muy apasionada. Y así hasta que me muera. Y punto.

Anuncios

Un comentario sobre “86: Pasión

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: