Hoy me he enterado de que hay un día dedicado a la salud mental. ¡Olé! A lo largo de estos 3 años de blog, he mencionado en varias ocasiones la importancia del control de la mente, de la ansiedad, de las malas pasadas que te juega tu propia cabeza. Y también he contado que 2015 fue el peor año de mi vida. El año en el que toqué fondo. El año en el que tuve que empezar de cero para volver a encontrarme. Estaba tan perdida y lo pasé tan mal, que necesité 12 meses de terapia para volver a ver algo de luz en mi vida. Un año de emociones contradictorias: empecé las prácticas en Dorna hecha polvo y mientras intentaba reconstruirme, me…