76: Vértigo

Quise escribir en el blog la noche antes de volar hacia Qatar, pero fue precisamente el vértigo el elemento que me lo impidió. Hacía mucho tiempo que no vivía esa sensación y realmente la echaba de menos. Mientras hacía la maleta me di cuenta de lo mucho que tu cuerpo puede agitarse cuando algo que te importa de verdad está por llegar, por suceder, o por aparecer. Una especie de precipicio inminente sobre el cual te quieres abalanzar sin ninguna duda porque sabes que no morirás, pero cabe la posibilidad de que te estrelles. Saldrás vivo, sí, pero no sabes cómo.

Ahora son las 22.50, cumplo ritual de escribir de noche aunque lo hago fuera de mi ‘despacho’, la habitación de mi casa en la que siempre escribo cuando solo hay silencio y oscuridad a mi alrededor. Esta vez lo hago desde la habitación del hotel de Doha tras tres días llenos de aprendizaje, de intensidad y sobre todo de mucha, mucha felicidad. El vértigo me acompaña de vez en cuando, pero de otra manera. A lo largo de estos días he recordado que es cierto aquello de que llega el momento de cambiar y avanzar cuando pierdes los nervios ante determinadas situaciones. Si no los notas, algo falla. Y también he recordado que a pesar de que tenía un apego enorme a mi cabina y a las traducciones (que también me acompañan siempre), fue la falta de vértigo lo que me empujó a tomar otro camino.

Si me alejo de lo profesional y si me alejo del lugar en el que estoy, creo que el vértigo es un estímulo involuntario muy difícil de controlar. Sobrellevar, vale, pero controlarlo me resulta complicado. A quién no le ha pasado eso de tener delante a alguien y que se le ‘remueva todo’ por mucho que se deseara evitar ese sentimiento. Quién no ha sentido vértigo al recibir una mala noticia, o quién no ha sentido vértigo ante una situación de cambio. Desde mi punto de vista, creo que la cabeza engaña y manipula, mientras que el cuerpo es sincero para lo bueno y lo malo. Si el vértigo te remueve por dentro… Alerta, que ahí hay algo. ¡Hay que hacerle caso! ALL IN (esto, para la próxima entrada).

Processed with RNI Films. Preset 'Agfacolor 40's Aged'Mañana es domingo de carreras. Los últimos años he vivido ese día en mi ‘box’, mi cajita silenciosa, tranquila y aislada, de paredes grises, esa que me conectaba al mundo a través de una pantalla y en la que estaba sola. Nada que ver con el box en el que me moveré mañana; con mucho ruido, con mucho movimiento, y estando siempre acompañada y rodeada de paredes azules. Solo he cambiado de box, pero no me he ido a ningún sitio. Querida vida (vol. II), gracias.  

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “76: Vértigo

Agrega el tuyo

  1. Enhorabuena por el cambio porque vemos que la adaptación está siendo muy positiva e ilusionante. Seguro que le coges el punto rápido!! Y encima sigues sacando hueco para rscribir tus entradas, que parece que tienen un punto de autoterapia o lectura interior cuando un@ se encuentra en un momento de sosiego y paz. Gracias Irene por mantener el contacto con tus lectores. Un saludo y esperemos verte en Jerez (igual nos acercamos al paddock).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: