Cada uno va dando forma a su historia con el transcurrir de los días. No hace falta que grandes hazañas o vivencias sean las protagonistas, basta con ir sumando experiencias y almacenando recuerdos. Yo solo puedo contar con detalles una historia de casi 26 años, la mía. Al escribirla han ido surgiendo capítulos que quizás yo misma haya buscado o provocado, y otros que, simplemente, me tocaba vivir. Pero no cambiaría ninguno. Porque todo lo que he vivido a lo largo de este tiempo me ha conducido hasta aquí. Incluso aquellas cosas que en su momento hubiera deseado ahorrarme. Eso también. Todo forma parte de mi historia. Hace tiempo dejé de ser consciente de ello porque lo normalicé y lo interioricé, pero en mi…