El blog y yo llevamos semanas hibernando desde el punto de vista de la inspiración y aunque nos gustaría estar disfrutando del verano y brillando como la luz del sol con millones de cosas por escribir, nos está costando despertar de nuestro estado. Sea como sea, hoy estamos abriendo un poco los ojos… Así que habrá que aprovechar. A lo largo de estos últimos meses han aparecido varios huracanes en mi estación meteorológica. Antes de nada, tendré que llevarla a reparar para ver si la pueden afinar un poco porque en ninguna de mis previsiones se vislumbraba huracán alguno. No hay peligro de ningún tipo y realmente prefiero que hayan ido apareciendo, pero también desgastan y decepcionan. Seguro que más de uno y una…