62: Sensible y sensibilidad

Una vez, uno de mis lectores habituales, Chema, me sugirió escribir sobre la sensibilidad desde mi punto de vista. Y aquí estoy; hoy me apetecía. Sinceramente, me considero una persona ‘sensible’, a pesar de que a veces ese adjetivo, en boca de otras personas, ha ido acompañado de alguna connotación negativa. A día de hoy creo que de ese matiz ha quedado totalmente obsoleto: ser sensible y tener sensibilidad me parece algo extraordinario. Igual que ver a Randy emocionarse al acabar el programa tras la carrera de Assen. Hay cosas que no requieren explicación. Hay cosas que es mejor… Sentirlas.

El mundo va muy deprisa. Con frecuencia olvidamos que de vez en cuando eso de tomarse un respiro para analizar la situación es la mejor opción. Mediante un poquito de esfuerzo y grandes dosis de valentía, quizás nos demos cuenta de si realmente lo que estamos haciendo nos va a llevar a algún sitio. Y no solo eso: analizar las cosas con perspectiva también es fructífero para averiguar qué efecto tienen nuestras acciones en nosotros mismos, y en los demás. Aunque más de uno y más de ochocientos parezcan tener los mismos sentimientos que la roca más grande del lugar más recóndito e inhóspito del planeta, en realidad todos tenemos sentimientos. Incluso las rocas (quizás sean quienes más tengan). Por ese motivo, creo que el hecho de ser sensible es algo muy bonito. Con el corazón tecleando esto, confieso que para mí no hay nada más sincero en el mundo que tener la capacidad de sentir. Sentir es eso que no requiere palabras, ni explicaciones, ni siquiera miradas. Sentir no engaña, sentir es mágico, ya sea para bueno o para malo. Cuando alguien es sensible logra comprender más allá de lo racional. Y hacia uno mismo: ser sensible te ofrece la posibilidad de disfrutar de lo bueno y encajar lo malo de una manera distinta. Obedecer y responder como las máquinas también es una opción, pero no da los mismos resultados.

Si tuviera que contestar a la sugerencia de Chema, diría que entiendo la sensibilidad como una muestra de millones de elementos: delicadeza, sutileza, respeto, cariño, amor, tristeza, llanto, amabilidad, silencio, complicidad, prudencia, valentía, descaro, peculiaridad, pasión, contacto y… (que cada uno añada a su lista lo que estime oportuno). Sensibilidad es no hablar cuando es mejor callar, reír tímidamente cuando sobran las palabras, llorar al ponerse en la piel de alguien, abrazar al enemigo cuando este está mal, abrazar a tu amigo cuando está contento o enfadado, llorar de nuevo si el motivo de las lágrimas te lo provoca la alegría. Sensibilidad es que un piloto pida perdón a otro cuando lo ha tirado en carrera o en entrenamientos, sensibilidad es que uno felicite a su rival tras una masterclass en pista. Sensibilidad significa también no tener miedo a expresar lo que uno piensa, porque lo que pensamos nos hace sentir, y viceversa. Sensibilidad es lo que veo en mis padres cuando les miro a los ojos mientras les cuento algunas de las cosas que se me ocurren o que me suceden, y que solo ellos entienden. Sensibilidad es no soportar a alguien porque te ha hecho daño, y aun así ayudarle. Sensibilidad es compaginar y alternar la razón y el corazón, a pesar de tener claro que, de toda la vida, (o en la mía, al menos) manda el corazón.

Mi sensibilidad y yo hasta aquí escribimos. Nos oímos este fin de semana.

4 comentarios sobre “62: Sensible y sensibilidad

Agrega el tuyo

  1. Que bonito Irene!! me emociona leer la parte en la que describes la sensibilidad de los padres hacia los hijos, identificado y de acuerdo cien por cien, para mi la mas grande de las sensibilidades. Solo puedo darte las gracias aunque parezca poco para todo lo que nos das con tu Blog. No dejes de escribir desde el corazón, lo bordas.

    Me gusta

  2. Brutal! Qué bonito qué hayas vuelto y cuánto gusto leerte! No porque siempre esté de acuerdo, que casi siempre lo estoy, sino por las reflexiones y sentimientos que provocas. Nos oímos este fin de!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: