Poned su nombre en Google. Lo más probable es que no deis con ella. Punto importante por el cuál quise saber más. Y es que Vicki es una gran mujer que suele pasar desapercibida, pero si la conoces, llama la atención tan solo al oírla hablar. Es pequeñita, rubia, tiene los ojos saltones, una voz súper bonita y llena de fuerza (desde que trabajo con mi voz me fijo muchísimo en las voces) y emana bondad y ternura. Precisamente por eso que transmite y por haberme sorprendido tanto su discreción, supe que quería entrevistarla para el blog. Ella es fuerte, positiva, urbanita, vive cada día como si fuera el último y no le tiene miedo a nada; ya lo dice su segundo apellido, “Valiente”.…