28: ¡Coglioni!

Coglioni en italiano, pelotas o cojones en español y las balls en inglés. Da igual de dónde seas. A pesar de que no todas las expresiones coloquiales tienen un equivalente del mismo estilo en otro idioma, creo que en este caso, el tener cojones se usa del mismo modo a lo largo y a lo ancho del planeta Tierra.

Durante el Gran Premio de Silverstone, en la simultánea de una entrevista de Carles Perez a Michael Bartholemy, hablando de Alex Márquez, no recuerdo bien cómo fue (porque la mayoría de las veces las traducciones de pit lane implican la “suave melodía” de las motos de fondo y cuesta muchísimo oír con exactitud) pero el jefe de equipo dijo algo así como “you need to have balls”, que debía echarle cojones para hacer X resultado en X situación determinada. En ese momento y con la cabeza yendo a 1000 por hora, pronuncié un tímido “hay que tener pelotas” (muy en mi línea de no pasarme demasiado mientras estoy traduciendo en directo). Ya lo puse en Twitter: las pelotas se me ponen a mí en el cuello cuando oigo alguna cosa que se sale de la normalidad y tengo que arriesgarme a expulsarlo por el micro en español. Pero eso, pone. Y mucho. Tiene su gracia. Arriesgar en la medida de lo posible dio resultado ese día.

Pasamos de motos a lo cotidiano. Sabemos que cualquier piloto tiene un buen par de cojones por el mero hecho de salir a pista y jugarse la vida en cada una de sus salidas. Nadie está exento de nada en esta vida; el azar, el destino o simplemente el transcurrir del tiempo se encargan de decidir qué pasará, pero es evidente que hay algunas profesiones que implican más riesgo que otras. A partir de ahí, cada uno puede intentar gestionar el riesgo de la mejor manera que sepa y/o pueda con lo que le vaya pasando. Unos serán más valientes y atrevidos a la hora de tomar decisiones, y otros quizás más prudentes. No pasa nada, todo está bien siempre y cuando sea lo que TÚ hayas elegido. En nuestro día a día, de vez en cuando hay que saber cuándo arriesgar y cuándo echarle pelotas al asunto, cuándo hay que ir más allá. ¿Cuántas veces hemos estado ante una situación en la que todas las opciones contaban con un riesgo elevado de X cosa? Pues seguro que en más de una ocasión, de dos y de tres. No cabe duda que está muy bien nadar en la zona de confort, no tiene nada de malo y es hasta económico en todos los sentidos: te ahorras disgustos y pisas tierra firme en todo momento… Pero menudo coñaso. Qué aburrido, ¿no? La clave está en encontrar el equilibrio, sí, lo sabemos… ¡Pero no solo eso!

Encuentra el equilibrio y ten muy claras las opciones de riesgo. Valora, medita, reflexiona y analiza lo que te de la gana, pero no te quedes siempre con la opción “arriesgada, pero no tanto”. Échale cojones y apuesta por la que te puede brindar el mayor de los éxitos, aunque el porcentaje de conseguirlo no sea el más alto. A veces hay que hacer un poquito de caso a nuestra voz interior, a la que te da impulso y no te abandona cuando se te mete algo en la cabeza. ¿A quién no le ha pasado eso de ver el abismo y aún así tener la intuición de que el abismo es hacia donde hay que ir? Intenta dirigirte hacia allí al menos una vez, que verás que igual no tienes tanto que perder.

Que sí, que tal vez te pegues la hostia de tu vida jugándotela… Pero y si sale bien, ¿qué? Hay que atreverse. Mucho, con frecuencia, sin miedo. Según qué consecuencias son asumibles y ciertas oportunidades de victoria no se presentan todas las temporadas.

Y si no te ves con ánimos a echarle cojones… Al menos échale pelotas, va. Lo que quieras, pero sin miedo.

 

 

2 comentarios sobre “28: ¡Coglioni!

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: