14: Aquí y ahora

Mi mente suele ir demasiado rápido; me atrevería a decir que me dobla la edad de la velocidad que lleva desde que tengo uso de razón. Eso a veces es fantástico y otras, no tanto (de pequeña me suponía un calvario, pero yo no me daba cuenta). Llegó un día en el que descubrí (o me hicieron descubrir) que eso se controla, que en realidad es una gran ventaja y que la clave está en saber discernir entre lo “real y práctico” y lo que simplemente, sobra.

No me extenderé mucho. Antes solía pensar y planificar mi vida a “10 años vista”. Ahora no. Ahora vivo el presente, sin más. Sin frenos y sin cosas premeditadas o planificadas. Sobre la marcha y lo que tenga que ser, será. ¡Y qué paz da eso, qué tranquilidad mamma mia! Qué más da, qué importa lo que ocurra, qué importa si fallamos en el intento. Mientras lo intentemos y las cosas se hagan con responsabilidad, no hay nada de malo en que algo no acabe saliendo bien y eso es precisamente lo que nos atormenta pensando en el futuro. Recapitulo. Volveré a hablar en primera persona (no todo el mundo tiene que verlo igual que yo): por estar demasiado pendiente del pasado e intentar evitar lo que no deseo en un futuro, creo que me he perdido un montón de cosas, que he llegado a malgastar mi tiempo. ¡Ojo! No incluyo aquí el tener un objetivo a largo plazo y luchar por ello a diario, porque esa sensación de superación y constancia es la bomba. Planificar en ese aspecto, se acepta.

Lo que verdaderamente importa y debe valer es el presente, el ahora, lo que vivimos día a día. Intentar solucionar lo que está en nuestras manos, hablar con el corazón, hacer caso de vez en cuando a la razón y sobre todo, no ir más allá. Enredarse en un bucle de pensamientos es facilísimo; salir de él, no tanto. Los bucles generan “adicción”… Y no. Deberíamos confiar en nosotros mismos y ser sabios a la hora de tomar decisiones. En el ámbito laboral creo que es súper importante y a mí me ayuda mucho, puesto que la confianza y la seguridad empiezan por uno mismo. MotoGP es un mundo -paralelismos aparte- muy veloz. Todo pasa en un abrir y cerrar de ojos y es imposible dar marcha atrás. En un directo, la improvisación y la capacidad de reacción son necesarias y por ese motivo, lograr estar en “el momento presente”, sin nada que te contamine, favorece el resultado final. Justo por eso creo que es tan importante tener esa confianza. Y repito, hablo por mí. No vale la dispersión, solo la concentración segundo a segundo.

Todo esto lo he aprendido “gracias”, en parte, al mindfulness. Hace un par de años empecé a ponerlo en práctica: ciertas técnicas para concentrarse solo en el presente. Lo aplico a ratos, cuando me acuerdo, sinceramente. A pesar de ello, supongo que la experiencia y el paso del tiempo me han hecho ser una Irene más consciente y segura, técnicas aparte. Al final, para bien o para mal, todo acaba cayendo por su propio peso. Para qué perder el tiempo en tonterías, para qué pensar tanto. Intentar mirar hacia adelante sin detenerse, ni “atascarse” en el pasado y sin dar demasiado bombo a lo que imaginamos en nuestro futuro, porque precisamente eso es lo que nos impide avanzar. Al fin y al cabo, no vivimos ni de recuerdos, ni de fantasías. Cerrar capítulos cuando no nos conviene seguir leyendo debería ser asignatura obligatoria y seguir avanti sin mirar atrás, también. Lo malo viene solo y una mente positiva, siempre atrae cosas positivas.Un pensamiento encadena a otro (me baso en la ciencia afirmándolo), así que la clave está en pensar positivamente y saber exprimir cada momento sacando siempre el lado bueno de las cosas. ¿Qué bonito, eh, dicho así? No pretendo pintar nada de color de rosa, ¡pero es que realmente un cambio de mentalidad puede llegar a ser tan beneficioso! Todo es más fácil de lo que lo hacemos. Ay, la de veces que me he complicado la vida. Y hasta aquí (si alguien quiere un ejemplo práctico, que me lo pregunte).

(Un millón de gracias a todos los que me escribisteis tras mi anterior entrada, me hicisteis muy feliz). Tras esto, me pongo en modo Américas GP. 

2 comentarios sobre “14: Aquí y ahora

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: